domingo, enero 07, 2007

De la penitencia de Don Quijote

Don Quijote y Sancho entran por una parte de Sierra Morena. Allí don Quijote quiere esconderse de la Santa Hermandad. Pasan la noche entre muchos árboles en la sierra. Pero don Quijote y Sancho no saben que el malo Ginés de Pasamonte también se ha refugiado allí. Por la mañana Sancho Panza se despierta y nota que su asno ha desaparecido. No sabe que el ladrón era Ginés de Pasamonte. Sancho empieza a llorar con el llanto más triste y más doloroso del mundo. Don Quijote le quiere consolar y lo hace con las mejores palabras que conoce. Promete darle tres asnos de los cinco que ha dejado en su casa. Por eso quiere darle una letra de cambio. Los dos continúan el viaje y unas horas más tarde don Quijote encuentra en el camino una maleta cerrada con una cadena y un candado. Está cerrada pero tiene un agujero y así pueden ver el contenido. Ven cuatro camisas, escudos de oro y un librito de memoria. Don Quijote cree que es un regalo de Dios y el comienzo de una nueva aventura. Por eso abre la maleta. Después continuan su camino a través de la Sierra y don Quijote explica a Sancho que desea hacer una hazaña con la cual gane eterno nombre y fama por toda la tierra. Don Quijote quiere demonstar que puede hacer lo mismo por su dama que su ídolo Amadís de Gaula - quien es un caballero perfecto para él. Quiere hacer penitencia y comportarse como un loco. Dice que solamente Sancho puede terminar su pena porque va a enviarle a la casa de Dulcinea con una carta de amor. No va a terminar su penitencia hasta que Sancho vuelva con la respuesta de Dulcinea.

No hay comentarios: