miércoles, enero 10, 2007

El cura y el barbero sacan a su amigo don Quijote de Sierra Morena


En busca del camino al Toboso Sancho Panza ve al cura y al barbero de su pueblo delante de la venta donde estuvo con don Quijote antes. Los dos reconocen a Sancho sobre el caballo de don Quijote, Rocinante. Se preguntan dónde está don Quijote, pero Sancho primeramente no quiere revelar el lugar donde se encuentra su amo. Cuando el cura le sospecha del robo de Rocinante y de la matanza de don Quijote Sancho Panza finalmente les cuenta que don Quijote hace penitencia en las montañas. Cuenta también que lleva una carta a la señora Dulcinea del Toboso. El cura y el barbero quieren ver la carta, pero Sancho dice que todavía no está escrita. Así el cura le ofrece escribirla. Pero el escudero no puede encontrar el libro de memoria conteniendo la carta y la cédula (un documento) que le promete tres pollinos (asnos jóvenes). El cura consuela al triste Sancho diciendo que su amo le dará una nueva cédula. Y la carta seguramente sabe de memoria. Lo que es más importante es sacar al caballero de su penitencia y sanarle de su locura. El cura propone comer en la venta, pero Sancho Panza prefiere quedarse fuera, porque tiene malas memorias de esa venta (Lo mantearon allí.). Los otros dos entran en la venta y hacen un plan: El cura quiere vestirse de doncella andante y el barbero de su sirvante. Quieren fingir que la doncella necesite la ayuda de don Quijote. Así don Quijote quizás les seguiría. La ventera les da ropa de mujer. Pero cuando salen de la venta el cura dice al barbero que no puede disfrazarse de mujer por ser cura y los dos cambian sus disfraces. Al día siguiente Sancho Panza busca a su amo en Sierra Morena mientras que el cura y el barbero esperan la vuelta del escudero cerca del lugar donde está don Quijote. Esperando a Sancho conocen a Dorotea y Cardenio, dos viajeros perdidos en Sierra Morena. El barbero les cuenta su plan. Vuelve Sancho. Les dice que don Quijote está en condición muy mala y no quiere volver antes de haber realizado una hazaña digna de la gracia de Dulcinea. Dorotea propone que ella se vista de doncella porque tiene ropa adecuada. Además sabe cómo habla un caballero andante,porque ella también ha leído muchos libros de caballería. Sancho pregunta al cura quién es. Ése le responde que es la princesa Micomicona, la sucesora del gran reino de Micomicón. Le advierte además a Sancho que no revele su plan a don Quijote. Después Sancho lleva al grupo al lugar donde se halla el caballero. Finalmente encuentran a don Quijote y Dorotea se arodilla delante del caballero y le pide su ayuda. La doncella le ruega que se vengue de un gigante que le ha quitado su reino Micomicón. Don Quijote consiente. Así todos se ponen en camino, don Quijote sobre Rocinante, Dorotea y el barbero sobre una mula y Sancho Panza a pie.